dimarts, 3 de maig de 2011

Amargamente cierto

Amargamente cierto...
Presta atención, escucha, el pájaro no pía. Mira, las hojas del árbol no bailan con el viento, las montañas ya no decoran el paisaje, y los edificios crecen por momentos. Los bosques no son bosques porque no hay quién los habite. El aire ya no es transparente, tampoco insípido, ni las nubes son blancas.
¿Dónde estamos? La cigüeña ya no pone huevos encima del campanario porque no está su nido. Los caracoles adelantan a las liebres, las serpientes ya no mudan sus pieles y los humanos no se percatan de ésto, están demasiado ocupados con ellos mismos y sus penas.
Si te das cuenta ambos estamos cayendo al vacío, ni siquiera el suelo está donde estaba, y el cielo que antes iluminaba ahora engulle.
Marina Muñoz. 3 ESO, IES Azud de Alfeitamí (Almoradí) 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada