dijous, 8 de desembre de 2011

POEMA DE LA CALLE

Versos anónimos encontrados en el tablón de la sala de profesores de un IES con vistas a la Serra Gelada pero con pocas personas en él dispuestas a mirar por las ventanas abiertas a ella... Pese a no estar firmados, si los lees con atención es fácil adivinar que los ha escrito un buscador infatigable, un paseante incansable por el camino de los cuentos, del amor y de la vida. Gracias al autor por su exilio voluntario!

Nos ha preguntado
una periodista alemana
que sabe poner tilde en mi apellido
por qué reivindicamos una educación pública
y yo me he quedado congelado
porque resulta
que tenemos que explicarlo.

Queremos una escuela en cada barrio
y maestros que sonrían
aunque no lo sepan todo
lo que no es importante.

Queremos que enseñen las letras
las cuentas, la historia,
el espermatozoide y la galaxia,
y que enseñen
también
un poco cada uno
lo que quieran.

Por ejemplo:
lo que les hace sonreír.

Queremos que los alumnos
vivan en cuentos, en mitologías,
y que comprendan
lo que ya nadie dice
que el estado
es un esfuerzo
de los débiles y de los justos
para que todos tengamos
la oportunidad de ser felices.

Queremos que los niños
aprendan a intentarlo
y que los alumnos enseñen
a sus profesores
lo fácil que es hacerlo
y cuánto lo olvidamos.

Una sociedad que necesita comprender por qué hace falta educación pública
es una sociedad que necesita mucha educación pública.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada