dijous, 29 de desembre de 2011

Nuestros ojos son estafadores






La Villa

1 comentari:

  1. Me han gustado muchos los dibujos, y aunque bueno, está claro que si la gente tuviera todo el dinero que necesita para sus necesidades sería mejor, me gustaría contar un relato que leí en internet que no he podido evitar acordarme de él al ver esto.
    Trata sobre un joven de familia adinerada que está todo el día disfrutando de sus vicios, aparatos electrónicos, y pidiendo aún más a sus padres. Entonces su padre decide "castigarlo" haciendo que pase un día con una familia pobre. El padre estaba orgulloso de su castigo puesto que pensaba que aprendería la lección y el niño ahora sabría aprovechar lo que tiene. Cuando el padre lo recogió y le preguntó, el niño le dijo que el castigo era la vida anterior puesto que no disfrutábamos del entorno, la naturaleza, lo que nos rodeaba.
    El chico dijo que allí todos utilizaban la luz natural, y que cuando anochecía la luz que tenían en casa era lo que obtenían de placas solares. Allí todos hacían comida para todos y comían juntos y los juguetes eran cosecha propia, no había apenas aparatos eléctricos y la diversión en grupo se hacía jugando a las cartas.
    El niño le dio las gracias al padre por ver el castigo que era tener que vivir pegado a los aparatos electrónicos y no a lo que la naturaleza nos da.
    Espero que haya hecho una buena aportación un saludo :3

    ResponElimina