dilluns, 11 d’abril de 2011

Consumo responsable





Los alumnos que han participado en esta actividad (Claudia Bañón Calderón, Sandra Beltrá Reyes, Ángela Castellanos Cabezuelo, Cristina García Martí, Rafael Martínez Rodríguez, José Luis Mira Mira y Azucena Miralles Oltra) están en 2 Bach y estudian francés desde hace tres años. El principal objetivo de la actividad era hacer que los alumnos fueran conscientes de que tienen en sus manos una forma eficaz de combatir la degradación del medio ambiente: conocer une serie de «formas de comprar» que nos ayudan a reducir al mínimo el impacto medioambiental que tiene nuestro exceso de consumo. Había también un objetivo lingüístico, que los alumnos pudieran expresarse en francés en torno al tema del consumo responsable. Hicimos un panel con contenidos sobre este tema para exponerlo en el Instituto explicando qué podemos hacer nosotros, como consumidores, para que las cosas que usamos produzcan pocos desechos y para que la forma en que se producen estas cosas sea lo más respetuosa posible con el medio ambiente. En total en el panel aparecen ocho consejos para consumir de una manera responsable: ser crítico con la publicidad; promover el comercio justo comprando productos con el logotipo «Transfair», que asegura que los productores no son explotados; comprar productos con el mínimo de embalajes posible; comprar productos biológicos que utilizan pesticidas y fertilizantes respetuosos con el medio ambiente; comprar productos locales que producen menos polución causada por el transporte; practicar el compostaje: utilizar los desechos orgánicos para fertilizar el jardín y reciclar lo demás; vivir de una forma más sobria, aprovechando los placeres más simples y rompiendo nuestra dependencia frente al exceso de consumo; y finalmente, el consejo más importante: preguntarnos a nosotros mismos si lo que queremos comprar nos hace realmente falta. Para hacer los paneles buscamos información sobre este tema en una página web, http://www.in-terre-actif.com/fr. Utilizamos el procesador de textos para escribir cada uno de los consejos con un tipo de letra diferente, usando distintos colores, después imprimimos cada consejo en un folio y recortamos las palabras. Queríamos que las frases formaran un dibujo sobre el panel y se nos ocurrió que cada frase podría ser la rama de un árbol, porque el árbol es un símbolo de sostenibilidad. Pegamos las palabras de manera que todas las frases comienzan en el tronco y después se separan para formar ramas. El consejo más importante (consumir menos) aparece alrededor de la esfera terráquea y llega hasta el árbol, como si fuera la raíz. Después pensamos que el árbol necesitaba hojas verdes para que pareciera vivo. Cortamos patrones de hojas de diferente tamaño que usamos para dibujar las hojas sobre dos tipos de papel verde: papel normal y papel vegetal. Tardamos seis clases en acabar el panel. Ahora los alumnos conocen formas de consumo que tienen un impacto medioambiental más reducido y son capaces de hablar y escribir sobre este tema en francés.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada