dimarts, 17 d’abril de 2012

Juventud sin futuro

Vivimos en un mundo en el que el intento de ayudar a los demás es constante y donde las personas intentan acabar con las desigualdades entre países; pero, aún así, los intereses de las grandes fortunas y mandatarios siguen estando vigentes, provocando la continua degradación de las relaciones entre personas, lo que supone acentuar las diferencias y la pobreza ya existentes en los países del mundo. Por ello, es necesario parar y ponerse a pensar qué está pasando, qué ocurre ahí fuera, qué podemos hacer para ayudar y, en definitiva, para poder buscar una solución que sirva para lograr un planeta en el que sea compatible vivir, realizarse y ser feliz.
Alfonso, IES Thiar (Pilar de la Horadada)

1 comentari:

  1. Los coordinadores de este blog me han censurado. ¿Libertad de expresión y diálogo? Me río.

    ResponElimina