dilluns, 25 de juny de 2012

OBRIM A LA ROMANA

Eran las 9:45 y no había ni rastro de Nereida, pensamos que nos habíamos quedado tirados, ya estábamos cogiendo el teléfono para llamar a Jose cuando de repente apareció. Empezamos el viaje sin saber cómo llegar a La Romana, con un nudo en la garganta y 'mariposas' en el estómago. Si somos sinceros, estábamos muy nerviosos, no sabíamos cómo iba a funcionar el día, ni qué ibamos a hacer. Rechazábamos la idea de juntarnos con los profesores en los grupos, no por ellos, sino porque nos daba más vergüenza a la hora de expresar nuestros sentimientos acerca del Obrim y de todas las personas que lo componen. Aún así,  en la asamblea de la tarde, lo hicimos y nos dimos cuenta de que los 'mayores', nos tenían tan en cuenta como a ellos mismos, que es una de las cosas que busca el Obrim, evitar la distinción entre edades.
Además, nos ha gustado mucho la experiencia de poder compartir nuestras ideas con nuestros compañeros y amigos viendo los puntos a favor y en contra.
Otra de las experiencias que nos ha gustado bastante, aunque al principio éramos reacios a ella, ha sido el teatro con Encarna, con el que nos hemos reído y disfrutado.
En general, ha sido un día muy intenso, hemos compartido muchísimas emociones, y hemos vuelto a ver amigos que hacía tiempo que no veíamos, ha sido una experiencia increible. ¡Seguiremos con más FUERZA!

Manuel, Anna, Mollie y Cristina



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada