diumenge, 8 de gener de 2012

¿Por qué quebró McDonalds en Bolivia?



¿Por qué quebró MacDonalds en Bolivia? Es un documental que rescata el valor de la cocina boliviana en toda su variedad, resaltando la manera propia de presentarla a nuestro estilo, el Boliviano. Incluye reportajes a cocineros, sociólogos, nutricionistas, educadores, historiadores y más, donde hay una coincidencia general: el rechazo no es a las hamburguesas ni a su gusto, el rechazo está en la mentalidad de los bolivianos. Todo indica que el “fast-food” es, literalmente, la antítesis de la concepción que un boliviano tiene de cómo debe prepararse una comida.
En Bolivia, la comida para ser buena requiere, además de gusto, esmero e higiene, mucho tiempo de preparación. Así es como valúa un consumidor la calidad de lo que se lleva al estómago: también por el tiempo en que se hizo el manjar. La comida rápida, no es para esta gente, concluyeron los norteamericanos.

Desafiando la globalización. Historias de la experiencia boliviana. Desafiando la globalización es un recuento poderoso, de primera mano, de un país que está ganando la batalla por redefinir lo que significa la globalización en sus propios términos, contado por medio de ocho historias intensas y humanas.
Libro

1 comentari:

  1. Creo que las conclusiones que sugieren tanto el artículo como el documental son excesivas.

    Para empezar, Mcdonalds se fue de Bolivia, pero sigue habiendo varios Burger King, así como hamburgueserías locales y pizzerías... O sea, todo indica que Boliva es como cualquier otro país del mundo, donde la gente está apegada a unos sabores tradicionales pero donde muchas personas también se abren a la riquza culinaria del mundo: pizzas, hamburguesas... Esto es tan sencillo de constatar como buscar en google o en algún directorio tipo páginas amarillas o en la página de google.com.bo de Bolivia.

    Mcdonalds tuvo ocho restaurantes en Bolivia. Se fueron, pero en el país siguen quedando hamburgueserías (incluidos cuatro Burger King, repartidos entre La Paz y Cochabamba), pizzerías o restaurantes chinos. Esto no parece ninguna reacción antiglobalización ni nada por el estilo.

    El problema parece ser económico. Para empezar, Mcdonalds no quebró, como reza el título del documental, sino que decidió rescindir el contrato de franquicia en Bolivia porque los beneficios fueron muy pobres. La quiebra es otra cosa. En todo caso, las razones para clausurar la franquicia están expuestas de forma bastante creíble en este artículo de la BBC: Veamos:

    "En un país donde las ganancias mínimas están por debajo de las 50£ al mes, el número de personas dispuestas a gastar más de 2£ en una hamburguesa siempre habría de ser limitado. En otros países, como Inglaterra o EEUU, McDonalds es una opción barata, pero aquí puedes comprar una hamburguesa por dos bolivianos (0.17£, o 0,27$), comenta Edson Ribero, jefe de cocina de in local de comida rápida (!) que vende pizzas y bocadillos de carme picada por menos de 1£. Aquí fue donde McDonalds fracasó: no era competitiva en el mercado boliviano".

    Por tanto, no se trata de rechazo cultural o de una postura ideológica frente a la globalización ni nada parecido. Es que no era rentable. Después de todo, los franquiciados deben dar a las franquicias una parte de los beneficios, pero como la franquicia es norteamericana, los beneficios resultantes de vender hamburguesas en bolivianos (o de fijar precios referidos a dólares pero competir contra quien vende en bolivianos) han de ser necesariamente pobres.

    ResponElimina